COFIB

Tarjeta Sanitaria Inteligente

 

Nueva Tarjeta Sanitaria Inteligente del Ib-Salut

A partir de 2012, el Servicio de Salud expedirá la nueva tarjeta sanitaria inteligente, que incluye un chip de seguridad, una banda magnética y una fotografía de la persona titular. La inclusión de la fotografía facilita su identificación, asegura que el uso de la tarjeta sea personal e intransferible y evita posibles fraudes, como el hecho de que diversos usuarios utilicen la misma tarjeta.

El chip de identificación por radiofrecuencia (RFID) permite acceder de manera segura, rápida y actualizada a la información clínica electrónica de la persona titular en cualquier lugar donde se disponga de un lector, siempre con su consentimiento o de quien actúe legalmente en su nombre, de acuerdo con la legislación vigente sobre la protección de datos.

Consignar datos falsos en la tarjeta sanitaria o hacer cualquier otro uso indebido o fraudulento implicará que sea revocada. El personal sanitario exigirá a los usuarios que presenten la tarjeta; si detecta algún uso incorrecto, dará parte a los órganos competentes.

¿Quién tiene la obligación de tenerla?

Todas las personas residentes en las Islas Baleares con derecho a la asistencia sanitaria que quieran acceder a las prestaciones de atención sanitaria pública y farmacéutica, concretamente las que tengan la tarjeta caducada o la hayan extraviado o bien se les haya deteriorado, y también las personas que hayan modificado sus condiciones de acceso a la asistencia pública.

¿Cómo se puede solicitar?

La persona interesada debe dirigirse a su centro de salud y presentar la documentación siguiente en la Unidad de Admisión:

  • El documento nacional de identidad o algún otro documento acreditativo que sea equivalente.
  • El certificado de empadronamiento o el justificante de haberse inscrito en el padrón municipal de habitantes.
  • La documentación que acredite el derecho a recibir asistencia sanitaria.
  • El comprobante del pago de la tasa.

Para pagar la tasa, que tiene un coste de 10 euros, puede acudir en cualquiera de las entidades bancarias colaboradoras de la Agencia Tributaria. Las personas que tengan una tarjeta con vigencia posterior al 31 de diciembre de 2012 y que la renueven durante este año se beneficiarán de una reducción del 50 % de la cuota (5 euros).

Una vez revisada toda la documentación, la Unidad de Admisión expedirá una tarjeta sanitaria provisional.

¿Es preciso que la persona titular acuda en persona para renovar su tarjeta?

Sí, a fin de comprobar que la fotografía es efectivamente de la persona titular; así se facilita su identificación y se asegura que el uso de la tarjeta sea personal e intransferible, y además se evitan posibles fraudes.

¿Cuál es el último trámite?

El canje de la tarjeta sanitaria provisional por la definitiva. La persona titular recibirá un aviso en el que se le indicará que puede recoger la tarjeta inteligente definitiva con carácter preferente.

¿Puede ser revocada la tarjeta?

Sí. Las personas titulares de la tarjeta sanitaria tienen la obligación de enseñarla. Consignar datos falsos en la tarjeta o hacer cualquier otro uso indebido o fraudulento implicará que sea revocada. El personal sanitario exigirá a los usuarios que presenten la tarjeta; si detecta algún uso incorrecto de ella, se lo notificará a los órganos competentes.

¿Qué vigencia tiene la nueva tarjeta?

La nueva tarjeta sanitaria es de carácter general y tiene una vigencia de cuatro años para las personas de nacionalidad española y dos años para las extranjeras

Toda la información en http://www.ibsalut.es/. Además llamando al 902.079.079 también se dará tota la información necesaria.

Articles de 2016