COFIB

Los farmacéuticos sensibilizan sobre las diferencias de género en salud y del mayor riesgo de reacciones adversas a fármacos en mujeres

8 de marzo Día Mundial de la Mujer

  • Las mujeres tienen entre 1,5 y 1,7 veces más probabilidad de sufrir alguna reacción adversa a medicamentos que los hombres, según una revisión realizada por el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos con motivo del Día Mundial de la Mujer

  • Entre los medicamentos que presentan diferente comportamiento y mayor riesgo en mujeres figuran algunos de amplio uso como las estatinas, los antibióticos, los antihistamínicos, los opiáceos o los antipsicóticos 

 

Los farmacéuticos se suman este año a la celebración del Día Internacional de la Mujer con la publicación de un análisis sobre las diferencias que existen entre hombres y mujeres en el riesgo de sufrir reacciones adversas a medicamentos. El objetivo es informar y sensibilizar tanto a profesionales sanitarios como a la sociedad civil sobre las diferencias de sexo y género en salud.

El análisis realizado a partir de una revisión de la literatura científica muestra, en concreto, que las mujeres tienen un mayor riesgo, entre 1,5 y 1,7 veces superior, de sufrir reacciones adversas a los medicamentos. Las diferencias biológicas que existen entre hombres y mujeres como, por ejemplo, el peso o la distribución de la grasa corporal, afectan a la liberación, absorción, distribución, metabolismo y excreción de los medicamentos, generando diferentes respuestas a los tratamientos.

Según detalla el análisis, la administración de medicamentos no acostumbra a realizarse teniendo presente estas diferencias biológicas, por lo que con frecuencia las mujeres reciben dosis más altas. Además, la mujer de peso promedio tiene un mayor porcentaje de grasa corporal que el hombre, lo que afecta a la distribución de algunos medicamentos. Otras razones, por las que el riesgo de reacciones adversas es mayor en mujeres, son debidas a las diferencias entre los géneros, en la actividad de algunas enzimas, modificando el metabolismo de algunos fármacos y en la tasa de filtración glomerular, disminuyendo su excreción.

Medicamentos que precisan diferentes dosis en mujeres

Por ello, el análisis insta a los profesionales sanitarios a tener en cuenta estas diferencias por sexo y ajustar la dosis especialmente en algunos medicamentos de uso común como las estatinas, los antibióticos, las benzodiacepinas, los antihistamínicos o los antipsicóticos, la aspirina, el hierro, o los tratamientos para la insuficiencia cardiaca como la digoxina, además de otros conocidos antihipertensivos.

En concreto, el estudio recuerda, entre otras cuestiones, que las estatinas generan más riesgo de mialgias y diabetes en mujeres que en hombres; que las mujeres presentan una disminución en el aclaramiento plasmático de algunos antibióticos, como las cefalosporinas y aminoglucósidos; y que la aspirina proporciona más beneficio a las mujeres que a los hombres en la prevención de accidentes cerebrovasculares isquémicos.

Además, las mujeres son más sensibles a los opiáceos y benzodiacepinas, por lo que debe reducirse su dosis para evitar dependencia y adicción; tienen más riesgo de somnolencia por antihistamínicos; metabolizan más lentamente los betabloqueantes; su absorción del hierro es mucho mayor que la del hombre; eliminan peor el metotrexato, las tiazidas, la gabapentina y los antipsicóticos; y requieren menores dosis de IECA y ARA II.

Para concienciar tanto a los ciudadanos como a los profesionales sanitarios sobre estas diferencias en el comportamiento de los medicamentos, pero también en la prevalencia, síntomas, diagnóstico y evolución de las enfermedades según el sexo y el género del paciente, el Consejo General lanzó a principio de año la campaña “La farmacia por la salud de la mujer, cuidando de ti, cuidando de todas”, en colaboración con Organon. La campaña puede seguirse a través de la web www.farmaceuticos.com y en redes con el hashtag #SaludMujeryFarmacia.

La profesión farmacéutica en las Illes Balears

Respecto a la profesión farmacéutica en nuestra Comunidad, es abiertamente femenina, ya que en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de las Islas Baleares, el 67% de los colegiados son farmacéuticas. Asimismo, en todas las modalidades de ejercicio las mujeres constituyen en las Islas Baleares una amplia mayoría, destacando especialmente su proporción en la modalidad de Administración y Salud Pública, representando el 80%, Farmacia Hospitalaria, más del 71 %, Farmacia Comunitaria, el 67% y Ortopedia, más del 60%. Además, el 65% de la plantilla que conforma el COFIB son mujeres.

En cuanto a nivel nacional, 7 de cada 10 colegiados son farmacéuticas, concretamente el 71,9 % (57.013 en total). Esto la convierte en la tercera profesión sanitaria con mayor representación de la mujer, por detrás de enfermería (84,2 %) y psicología (82,1 %). En todas las modalidades de ejercicio de la farmacia las mujeres constituyen una amplia mayoría, destacando especialmente su proporción en las de Administración y Salud Pública (77,5 %), Farmacia Hospitalaria (75,6 %), Farmacia Comunitaria (72,2 %) y Alimentación (70,7 %).

Más información e infografías